EN

Hablemos de...

Terapia Online...

Terapia Psicológica online

 

Somos una plataforma de asesoramiento psicológico online para personas de habla hispana en todo el mundo. Ofrecemos terapias psicológicas impartidas por profesionales a precios accesibles tan efectivas como las terapias presenciales.
Hablemos en cualquier momento y en cualquier lugar.

Hablemos de..

Trastornos Alimenticios

También llamados trastornos de la conducta alimentaria, nos referimos a alteraciones en los hábitos alimenticios y los esfuerzos corporales por mantener o reducir el peso que ponen en riesgo la salud emocional, física y psicológica. Anorexia, bulimia, obesidad y trastorno por atracón, son algunos ejemplos de ciertas distorsiones cuando hablamos de nutrición.

Es necesario poner en claro que los tratamientos para estos fenómenos deben ser multidisciplinarios, incluyendo nutriólogo, psicoterapia, asistencia familiar y social; el trabajo debe ser arduo y continuo.

Sin duda, no hay una sola explicación para entender por qué dejar de comer, o por el contrario, comer de más y/o laxarse o vomitar para compensar, pero sí existen algunas teorías que pueden ayudarnos. Una de estas es la postura psicoanalítica de cómo la comida podría representar el vínculo con la madre.

Al principio de la vida, la madre es usualmente quien alimenta al bebé, pero alimentar no únicamente significa dar de comer algo para sobrevivir, sino realmente ver, tocar, oler, sostener y acariciar al bebé. Es necesario no solo ser alimentado fisiológicamente, sino también emocionalmente. Si pensamos que se deja de comer o se come compulsivamente en la edad adulta, podríamos pensar que es una forma de rechazar lo que esa madre o primer cuidador pudo darle al bebé; es decir, sería una forma de rechazar el vínculo con esa madre y todo lo relacionado, ya que se percibe como algo tóxico, dañino o violento, y es por ello que hay que evitarlo o guardarlo compulsivamente como algo negativo (en el caso de la obesidad).

No sólo es necesario “educar” a las personas sobre sus trastornos alimenticios, o darles estrategias para comer mejor, sino realmente indagar en la historia individual de cada mujer y hombre para entonces poder entender por qué rechaza la comida o la necesita todo el tiempo, por ende, el primer vínculo que tuvo en el inicio de la vida.

Probablemente cuando esto sea puesto en palabra y sea más entendido por la persona, pueda restablecer y reconstruir un nuevo vínculo con esa madre imaginaria y así poder reconstruir también un nuevo vínculo con la comida: percibirla como algo nutricio y necesario para el cuerpo, algo que le dé vida y lo mantenga saludable.

Por: Psic. José Antonio Montañez Gálvez

Referencias:

Zuckerfeld, R (1998) Bulimias, anorexias y psicoanálisis contemporáneo. Zona Erógena.